A Coruña

Playa de Ponzos

2.jpg
Esta playa, con una longitud de casi medio kilómetro, suele ser muy tranquila. Incluso en verano no tiene un alto grado de ocupación. Tiene un prado que llega prácticamente hasta el mar. El viento del sur es el más común, y provoca cierto oleaje, lo que la convierte en sitio adecuado para practicar el windsurf, aunque se advierte que es algo peligrosa (junto a esta playa está la Cala de Casal, donde hay rocas a poca profundidad en horas de bajante que desaconsejan este deporte).

Playa de Riazor

riazor.jpg
Muy cerca del estadio de Riazor, en el centro de la ciudad de A Coruña, se encuentra esta conocidísima playa, acaso la más concurrida y famosa de la región. Su localización urbana garantiza el acceso a todos los servicios deseables para una agradable experiencia.

Playa de San Jorge

esmelle.jpg
Como algunas otras playas gallegas, esta cambia de nombre. Del lado izquierdo, la playa de San Jorge (San Xurxo); del derecho, Esmelle. En realidad no hay nada que las separe, pero como en cada extremo hay una parroquia diferente, cada una llama a su parte con su propia denominación.

Playa de Barraña

5.jpg
Ubicada en la parroquia de Santa Baia de Boiro, se encuentra en un extremo del casco urbano de la capital municipal. Tiene una longitud de casi tres kilómetros, con aguas límpidas, cálidas y quietas. Su pendiente es ligera, así que la poca profundidad la hace muy recomendable para los niños y adultos mayores.

Playa de Ares

ares.jpg
Se trata de una playa en área urbana, de arenas blancas, que se localiza en la ensenada de Ares. Está rodeada de árboles, con un área cercana para picnics con la pareja o la familia.

Playa Grande de Miño

Esta playa de ambiente urbano tiene forma lineal, arena dorada de grano intermedio y sopla algo de viento, sin llegar a convertirla en una playa de mucho oleaje.

Playa de A Corna

Entre los municipios de Puebla do Caramiñal y Ribeira se encuentra esta playa de área semiurbana famosa por el excelente estado de conservación del entorno natural. Con aproximadamente 1 kilómetro y medio de arenas blancas y finas, la parte correspondiente a Puebla es la más "salvaje".