Los estudiantes

Santiago es una ciudad estudiantil no por tener una universidad, pues eso no la distingue del resto, sino porque al ser una ciudad pequeña durante el período escolar los estudiantes pueblan y llenan todo el entorno compostelano. Es tan notoria su presencia durante el curso como el vacío de su ausencia en ele verano.

En tiempos lectivos la ciudad adquiere un ritmo nuevo, sonido y vida más acelerados, estudiantes en todos los sitios a todas horas, jóvenes pintorescos y convencionales, diferentes e iguales: inevitables recurrencias en este espacio-tiempo de las clases.

Durante las vacaciones, en cambio la ciudad pareciera aletargada, en pausa o a la espera del retorno de los nuevos viejos conocidos.