Ourense

in
En español la ciudad se llama Orense, pero el nombre oficial es Ourense, en gallego. Hay varias hipótesis acerca del topónimo, sin que ninguna haya llegado a imponerse. Algunos especialistas dicen que los romanos se referían a ella como "Ciudad del Oro" (Auriense), por la cantidad del metal que se encontraba en el río Miño. Otros aluden al término germánico "warmse", que significaría "lago caliente", debido a las fuentes de aguas termales de la zona.
 
orense.jpg
Una última idea, semejante a la anterior, es que el nombre proviene del latín "aquae urente" (aguas que abrasan). Sea cual sea el origen, Ourense es la capital de la provincia del mismo nombre. Detrás de Vigo y A Coruña, es la tercera ciudad más poblada de Galicia.

Se conoce de poblamiento en la región desde la época de los castros, aunque el verdadero inicio de la ciudad es romano. Estos construyeron un puente sobre el río Miño que llegaría a tener gran importancia en las comunicaciones, y que sirvió para que la ciudad, después de la dominación romana, siguiera siendo un punto estratégico de influencia comercial durante la Edad Media.

Se dice que en época de los suevos la ciudad llegó a ser centro de la corte por un período. Luego vendrían tiempos oscuros, entre los siglos X y XI, en los que, al parecer, Ourense fue atacada por árabes y normandos. Poco a poco, la localidad volvió a recuperarse.

En el siglo XIX se la designa capital de la provincia, lo que mejora la economía. El ferrocarril, luego, daría el impulso necesario para que la burguesía se afianzara. Ourense pasa a ser una ciudad de carácter comercial. Hoy en día es un punto neurálgico en las comunicaciones de Galicia, sobre todo ferroviario, y mantiene su  importancia comercial y administrativa.

A nivel de industrias, es la alimentaria la principal de la ciudad, con la vitivinícola y la fábrica Coren a la cabeza.

Atractivos:

Es sin dudas una ciudad de rica cultura. Cabe destacar, en lo arquitectónico, la Catedral de Ourense. Según se cuenta, esta fue construida originalmente por Carriarico, un rey suevo. Este habría pedido auxilio a San Martín de Tours ante una enfermedad de su hijo, y luego, agradecido, mandaría a levantar la iglesia. Sin embargo, el templo fue destruido por los árabes y hubo que volverlo a construir entre los siglo XII y XIII, con el típico estilo románico. Vale la pena contemplar el Pórtico del Paraíso, que tiene puntos en común con el de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela. La Capilla del Santo Cristo, una de las varias con que cuenta la iglesia, guarda una imagen a la que le crece el pelo, según creen los fieles.

Otros sitio de interés son Las Burgas, manantiales de aguas termales de la zona. No se conoce con certeza el origen de estos manantiales, de larguísima historia. Una parte de la gente cree que nacen debajo de la Capilla del Santo Cristo. La otra parte los atribuye a un volcán en reposo en la base de Montealegre. En cualquier caso, son un sello distintivo de la ciudad, de los que todos se sienten orgullosos. Básicamente, son tres manantiales: la Burga de Arriba, que se remonta al siglo XVII, siendo la más antigua; la llamada Burga do Medio, adosada al muro y más moderna en su estilo; y la Burga de Abaixo, neoclásica del siglo XIX.

Por último mencionaremos el llamado indistintamente Puente Viejo, Puente Romano o Puente Mayor, que data del siglo I d.C. Actualmente, debido a sucesivos derrumbes y reconstrucciones, el puente tiene un aspecto medieval, aunque se conservan elementos originales romanos como los arcos de inicio.
 
Distancias Orense - Vigo: 96 km
Distancias Orense - Pontevedra: 160 km
Distancias Orense - A Coruña: 176 km
Distancias Orense - Santiago de Compostela: 106 km
Distancias Orense - Lugo: 94 km