Plaza Roja

Es el centro de una zona de servicios surgida como necesidad inevitable del Ensanche de la zona nueva. Sobre el año 1990 fue objeto de una readaptación que eliminó una fuente central que dominaba todo el espacio e impedía el tránsito libre del peatón y la contemplación de los edificios que se alzan a sus lados.

La nueva Plaza Roxa por entonces reformada, se erige como un espacio abierto que gana terreno a la calle y a los coches y se convierte en un sitio de tránsito y de descanso, repleto de terrazas y personas en período de verano.