Plaza de Azabachería


También conocida como Praza da Inmaculada o Plaza de Acibechería. A ella da una de las fachadas de la Catedral de estilo barroco-neoclásico, rematada con una escultura de Santiago Peregrino. En esta plaza en una de sus alas laterales se hallan sitios de ventas de recuerdos de Santiago.

Singulariza esta plaza el servir de espacio intermedio entre una de las fachadas de la Catedral y la entrada principal del Convento de San Martiño Pinario, segundo mejor representante después de la catedral de la arquitectura religiosa en la ciudad gallega.